El teatro y sus beneficios para la salud

El teatro y sus beneficios para la salud

17 junio, 2019 0 Por Editor

Con el tiempo, muchas actividades que suponíamos sólo podían realizar las personas hasta cierta edad, nos han hecho ver que no hay límite para ello. Una de estas es el teatro. Para el adulto mayor, cualquier actividad se convierte en un «no puedo» infinito para la mayoría de actividades que quizás desea desarrollar, y si sus padecimientos orgánicos se encuentran relacionados con enfermedades asociadas con los huesos, estas resultan ser bastante limitantes como las que puedes encontrar en artritis Barcelona con más detalle.

En este vaivén decisiones, surge el teatro como una excelente terapia para quienes ya han pasado la barrera de los 50 pero quieren más en sus vidas, pues desean disfrutar de lo que en su juventud no pudieron por diversas razones.

El arte siempre será una excelente terapia

Todo tipo de arte siempre será la herramienta perfecta para canalizar diversas situaciones que involucran estados emocionales y por ende, físicos, por lo que siempre es bienestar lo que aporta al organismo. En esta afirmación hay que dejar en claro, que hacer teatro no es lo mismo que hacer un taller de teatro, por lo que, en la primera propuesta es la persona quien es protagonista de su propia estabilidad física y mental.

Cuando se decide ir por la teatroterapia de manera consciente, se emplea de manera sistemática e intencional el texto y las técnicas para alcanzar un propósito terapéutico, por lo que el tiempo que se emplee para ello es directamente proporcional al bienestar de cada individuo. Aunque si se usa a manera de promocionar la salud, en dicho programa se establece un determinado número de encuentros.

Teatroterapia una sensación de bienestar

Una de las herramientas más importante empleadas por el teatro es la comunicación tanto verbal como física, y es exactamente allí donde recae su beneficio pues a la gran mayoría de las personas es exactamente eso lo que se les dificulta impidiendo una adecuada expresión de sus emociones a diario.

Con la práctica constante y voluntaria de la teatroterapia, las personas aprenden a ser más espontáneas lo que conlleva a una real sensación de bienestar, y además sus neuronas se activan en todo momento a través de la creación e improvisación de dramas y juegos.

Pero, ¿de qué trata en sí, dicha terapia?

El fin último de esta terapia es el desarrollo y activación de la creatividad, que no sólo se limita al teatro sino que se encuentra inmersa en todos los aspectos de la vida cotidiana, es decir, no sólo en el arte.

La teatroterapia se acerca como herramienta a la resolución de las dificultades, por lo que la creatividad viene generada por la motivación que encontremos en el entorno y dentro de nosotros mismos. Con esta terapia las funciones cognitivas suelen ser estimuladas para centrarse en el momento actual que cada individuo vive, es decir, aquí y ahora potenciando su autoestima.

Para alcanzar sus objetivos, la teatroterapia pone en marcha diversas técnicas como la improvisación dramática y diversos juegos que conducen a los participantes para que se desinhiban y a partir de ello construyan una cohesión grupal.