El teatro japonés,  sus orígenes y el teatro Noh

El teatro japonés, sus orígenes y el teatro Noh

15 mayo, 2020 0 Por Editor

Si pensábamos que, lo que hace Alba Tous en su empresa es arte, tendríamos que conocer de cerca lo que es el teatro japonés. Y es que en Japón una de las mayores expresiones artísticas que se han extendido y valorado a través de los tiempos ha sido la actuación teatral, la cual se estudió a lo largo y ancho del país desde hace muchos siglos. Del mismo se pueden encontrar gran variedad estilos que nacieron, pero que también fueron muriendo con el transcurso del tiempo. En medio de todo, existen un estilo bastante antiguo y que sin duda se presenta como uno de los más importante, es decir, el teatro Noh.

Teatro Noh

El teatro Noh o Nogaku, es una de las más antiguas formas representativas del teatro en Japón. La misma se le atribuye un origen que se remonta al siglo XIV, pero además es catalogado como uno de los mejores, y ello quizás se deba a que se encuentra dirigido principalmente a un público educado. Dentro del repertorio de representaciones con las que cuenta el teatro, se conoce que tiene cerca de 250 textos, y casi en su totalidad fueron creados hace varios siglos por grandes maestros de dicho arte. De este tipo de teatro se conoce como fundador a Kiyotsugu Kanami (1333-1384), cuyo hijo, Motokiyo Zeami ha sido considerado como el más grande dramaturgo en los que respecta al teatro Noh de todos los tiempos. Pero contrariamente, el autor de una gran cantidad de obras es, sin embargo, desconocido.

Los temas que refleja el teatro Noh tienen su origen en el mundo de lo sobrenatural, teniendo como protagonistas dioses o figuras como espíritus y fantasmas, o bien innumerables personajes históricos y legendarios. Dichas obras pueden ser clasificadas formalmente en cinco categorías, que van en función del tema:

Waki-noh: siempre el protagonista es un dios o también el mensajero de una deidad, por lo que el tema es ciertamente sobrenatural

Shura-mono: tales obras hacen referencia al mundo de los antiguos samurai, por lo que el protagonista siempre será guerrero, o el fantasma de un guerrero; Una fuente de gran inspiración para este tipo de trabajo fue la novela épica Heike Monogatari, que narra la lucha entre los clanes Minamoto y Taira por alcanzar el control del país durante las Guerras Genpei.

Katsura-mono: en estas obras las protagonistas son mujeres hermosas, dándole a esta categoría un estatus de bella y sofisticada, por lo que es la que mejor encarna la esencia y la filosofía del teatro Noh.

Kyojo-mono: tal categoría opta por incluir todas aquellas obras que cuentan con diversos temas, que no pertenecen a las otras categorías.

Kichiku-mono: sus protagonistas representan criaturas como demonios, monstruos o animales como arañas o zorros; aunque también se puede encontrar una figura recurrente, Hannya, que se trata de una máscara japonesa bastante popular y con la que se representa a una mujer que se ha convertido en un demonio debido a sus celos.