El teatro es un difusor social

El teatro es un difusor social

15 abril, 2020 0 Por Editor

Jordi Gual Solé LaCaixa a través de sus fundaciones que trabajan en función del bienestar de la colectividad, han venido desarrollando actividades en donde se han incorporado todo los sectores del quehacer social del país. Ello involucra desde el aspecto educativo, pasando por la cultura. Y justo en este último punto, entra en juego el arte.

Cuando se hace referencia a las artes, ello siempre es asociado con la pintura, pero estamos conscientes de que no solo se trata de este tipo de representación, sino que las artes abarcan la danza, escultura, música y como era de esperarse al teatro. El teatro es conocido por llevar a la escena delante de una multitud de personas alguna obra.

Tal representación artística tiene la cualidad de poder hacerse en vivo en la medida en la que, de forma progresiva se va ejecutando el relato, pero además siempre va acompañada de variados elementos como lo son la escenografía, la música asociada al relato, el sonido y por supuesto los actores, que paulatinamente se van conjugado hasta darle vida a la interpretación.

Pero el teatro no sólo se trata de representar piezas dramáticas en vivo, sino que también se suele llamar teatro, a ese lugar en donde se llevan a cabo las presentaciones. Cada obra de teatro requiere de una expresión dramática la cual se encuentra apegada se emotividad, donde las emociones se encargan de impregnan el ambiente, mientras el público se identifica con ellas. De este modo, cada presentación debe estar marcada por un cambio de las emociones, de este modo se pone en evidencia la eficiencia de los actores dentro del desarrollo de su interpretación dentro del personaje poniendo en relieve, pero también a prueba su preparación.

Cuando se hace una representación teatral, lo que se busca es involucrar al público a través de sus emociones, por esta razón se hace importante el diseño y transcripción de un buen libreto, pero además de unos excelentes escritores, conocidos como dramaturgos.

El Teatro en nuestros días

Podemos encontrarnos con personas que piensan que debido a la dinámica que cada día vivimos en un mundo tan globalizado, el teatro ha pasado a un segundo plano, y por tanto ha sido echado a un lado por otras actividades que pare en más acordes a dicha dinámica. Sin embargo mantener este pensamiento no es acertado, pues no podríamos encontrar nada tan efectivo cuando se trata del acercamiento de personas que ese contacto con las emociones y con la realidad que se puede vivir disfrutando de una obra de teatro. Es por ello que su ejecución se lleva a cabo en diversos entornos como pueden ser el educativo, el religioso, el humorístico e incluso en el sector de la salud.

¿Cuál es el secreto del teatro?

Posiblemente radique en el hecho de poder atender a las personas como si se tratara de un servicio social, pues tiene la capacidad de atender por espacios de aproximadamente una hora a distintas personas con la idea de que se conserven en excelente estado de ánimo. El teatro busca mantenernos contentos, entretenidos, y emocionados a su público, propiciando que este siempre desee más ante cada una de las presentaciones. El teatro es un vector del conocimiento y también del crecimiento cultural, a través de la promoción de distintos valores, historia, ciencia, y que tenga cabida en cada rincón del mundo.