Cómo conseguir que su hijo se interese en el teatro

Cómo conseguir que su hijo se interese en el teatro

20 febrero, 2019 0 Por Editor

En un mundo donde los padres y los expertos están cada vez más preocupados por una «brecha de empatía» entre los jóvenes, el teatro «fomenta la empatía», al atraer a las audiencias a las experiencias de otros. En un mundo lleno de efectos especiales, el teatro «estimula la imaginación creativa», confiando en la audiencia para imaginar un nuevo mundo basado en escenas y accesorios simples. Y el teatro también rompe el aislamiento de la era digital al reunir a “un grupo de personas en una sala, experimentar personas reales en tiempo real”.

En la escuela primaria, el teatro, al igual que los campamentos de verano, es una excelente actividad para «compartir con su familia», en parte porque la mayoría de los niños de esa edad van a asistir junto con los padres. Pero incluso con niños pequeños,  los padres deben buscar programas que sean interesantes tanto para los niños como para ellos. Conoces a tus hijos y tus intereses. Si no te va a interesar, esto no va a funcionar. Pero cuando tanto los padres como los niños participan en un espectáculo, eso es lo que estimula la conversación, que puede ir desde hablar sobre todo. Desde Los trajes a los temas más profundos de la historia.

Los estudiantes de la escuela intermedia no les debe gustar ir a un espectáculo con los padres. Pero los padres pueden animarlos a que vayan a ver un espectáculo con amigos, y luego hablar sobre lo que obtuvieron. A veces es más fácil para los niños pensar en sus vidas a través de una obra, usted puede ponerse en el lugar de alguien más. Puedes ver cómo un personaje está resolviendo un problema que podría ser similar al tuyo.

Los niños de secundaria tienen la edad suficiente para hacer más que solo ver un espectáculo. Un poco de trabajo de preparación antes de una obra puede «entusiasmar a todo el mundo». Si la obra es un clásico bien conocido, es relativamente fácil leer el guión antes de ver la interpretación. Los niños también pueden aprender sobre la hora o el lugar donde se organiza la obra de antemano, o incluso obtener más información sobre los artistas y el director que verán. Y también tienen la edad suficiente para entender lo único que es cada programa en vivo: Nadie más que tú verá esto. Ninguna actuación es la misma.

Lo importante es que como padres, encontremos la forma de que nuestros hijos de alguna u otra manera tengan contacto con el teatro. Las razones son muy simples, contacto con una historia que solo se vive una vez, asimilación de las situaciones que se presenten, empatía con los personajes.

El teatro se ha considerado por muchos años una de las modalidades de expresión corporal más efectivas. Pero también, una de las técnicas para enseñar a las personas de una forma más didáctica, contada e interpretada a través de personas reales.

Si tu hijo se vuelve un aficionado, acompañalo en el proceso. Hacer teatro puede llegar a ser un estilo de vida para quien asume el rol.